THOMAS PINK SE INSPIRA EN LUIS BARRAGAN

La firma británica Thomas Pink se adelanta al otoño-invierno 2016 con sus propuestas reveladas en el Instituto de Arte Contemporáneo en la London Collections Men. La inspiración que viene se adentra en el romanticismo y el refugio de la costa y el campo británicos, esos lugares rurales y calmados adonde ansía escapar el hombre urbano. Frederik Willems, jefe de diseño de Thomas Pink, dice: “La colección nos lleva en un viaje por todo el Reino Unido, visitando algunos de nuestras mejores y más amadas ciudades costeras – desde Brighton, con su resplandeciente Royal Pavillion, a Padstow y la isla de Skye, con sus costas escarpadas.”

El concepto de la línea hace guiños a la arquitectura local, la industria y la naturaleza, explorando elementos naturales y otros construidos por el hombre. Un viaje en forma de outfit que evoca desde los retiros de la realeza hasta los tejidos a mano de la industria local.

Otro seña de identidad es el color. Sus diseños apuestan por una paleta llamativa para contrarrestar Para resaltar los cinco tonos clave de la temporada – arándano, azul marino, verde bosque, mostaza y turquesa – el fabricante de la camisas británicas modernas de lujo plantó a sus modelos contra pantallas de bloques de color llamativos. Florence Torrens, directora creativa de Thomas Pink, explica de dónde viene este culto al color: “La fuente de inspiración para el desfile de esta temporada viene del arquitecto mexicano Luis Barragán. Los bloques de color en diferentes planos es una característica de muchos de sus edificios y diseños”.

Los modelos vestían sombreros tejidos de Johnstons of Elgin, lentes de EB Meyrowitz y pantuflas de George Cleverly.