HUBLOT PREPARA SU SMARTWATCH

Estamos trabajando sobre un brazalete conectado para el Big Bang”, afirma Ricardo Guadalupe. Hublot ya trabaja en un prototipo smartwatch. Aún bajo secreto, sí es cierto que la innovación cuenta con un sex appeal especial. El “arte de la fusión” despertó la sensualidad femenina. Mientras, celebra el galardón para su Hublot Big Bang Broderie, que se ha hecho con el Ladies Watch Prize 2015 en el Grand Prix D’Horlogerie de Ginebra.

Enhorabuena, Hublot Big Bang Broderie se ha hecho con el Ladies Watch Prize 2015 en el Grand Prix D’Horlogerie de Ginebra.

Para nosotros el reloj femenino representa el 30% de las ventas. Nuestro éxito ha sido gracias a las interpretaciones femeninas del Big Bang. Tenemos el Tutti Frutti en diversos colores, el Jeans, los temas de animales como el Boa… Recientemente hicimos este acuerdo con una casa suiza que realiza los bordados tipo haute couture para grandes casas de moda, un know how que existe desde hace muchos siglos en Suiza, sobre todo, en la parte alemana. Pero no queremos hacer un reloj femenino realmente, sino que nuestro Big Bang sea interpretado en clave de mujer. Eso ha sido su éxito.

Además de diseño, ¿también lanzaron complicaciones como el Perpetual Calendar o Alarm Repeater?

Hay complicaciones más tradicionales, como un tourbillon, o un tourbillon repetición de minutos, y aquí tenemos que ser muy innovadores, es el caso de nuestros materiales, como el carbono. Pero si venimos muy clásicos, no encontraremos al cliente. Frente a Patek Philippe, Breguet o Vacheron Constantin, tenemos que ser siempre innovadores. Con las master piece salimos de la identidad Hublot, por ejemplo La Ferrari, y en este mundo hay un potencial de vender piezas porque sí nos espera el consumidor.

Apostando siempre por la innovación, ¿veremos un smartwatch con sello Hublot?

Estamos trabajando sobre un brazalete conectado para el Big Bang. Nunca tocaremos la cabeza o parte esencial del reloj. Aquí hablamos de objetos conectados que no son un reloj, el apple watch es un teléfono reducido al tamaño del pulso. Pero la innovación es nuestra filosofía y estamos abiertos a todo.

¿Semejante al dispositivo de la correa que ha presentado Montblanc?

No es lo mismo, ellos han puesto un dispositivo sobre la correa. En nuestro caso sería integrado, una correa que puedas utilizar según tus necesidades, por ejemplo, para conectarlo al teléfono.

¿Ya tienen prototipo?

Estamos trabajando y es una gran inversión para desarrollar un proyecto que llegue al top. Hoy es pronto, no puedo decirlo, pero estamos trabajando. Son mundos diferentes, no es el mundo relojero tradicional, hay una gran inversión y empresas de Sillicon Valley.

¿Qué parte del presupuesto va a I+D?

Un 5% de nuestro presupuesto va a I+D fundamentales, contamos con un departamento exclusivo de materiales, conceptos y movimientos. Todo ello al margen del departamento técnico de producción.

Está de visita en México por el Gran Premio de F1, ¿es realmente el gran escaparate?

El fútbol es más fuerte. A nivel de reconocimiento de marca, es 100 veces más fuerte que la F1. En la Copa del Mundo del pasado año, con el cuarto árbitro, tuvimos una visibilidad de 21 minutos durante un mes de competición para el mundo entero. Esto significa aproximadamente una audiencia de 20 billones. La F1 nunca alcanza esto. Pero también habla a nuestros clientes, y estamos ahí a través de Ferrari, que sí nos da un mayor prestigio muy importante para la marca.

Hublot mantiene un papel activo en diversos deportes.

Tenemos realmente dos pilares. El fútbol, que nos lleva a millones que no pueden comprar un reloj, pero no hace daño que todos sepan que Hublot es una marca de relojes. Y aquí hay muchos jóvenes, la marca es aspiracional, y construyes tus consumidores del futuro. Hablas a tus clientes de hoy y mañana. Por otro lado con Ferrari, estamos con nuestros clientes potenciales, es algo diferente. El balance es bueno.

¿En México es bien recibida la marca?

Siempre ha sido muy fuerte desde el principio. En el 2005, cuando introducimos el Big Bang tuvimos un éxito inmediato, en particular, aquí en México. Es un reloj fuerte, el concepto de la fusión, los materiales habla al consumidor directamente.

En el segmento alto de gama, De 10 mil a 50 mil dólares, somos líderes en México, en China no puedo decir lo mismo.