COMPRAR UN COCHE DE STEVE MCQUEEN

Si alguna vez ha soñado con los coches de Steve McQueen, ha llegado el momento de comprar uno. Christie´s París incluye en su catálogo The Exceptional Sale un Porsche 911T de 1971. Un coche que además del lustre por haber sido conducido por el conocido actor Steve McQueen tiene un plus de morbo. El intérprete de Le Mans se lo regaló a una de sus amantes, la actriz alemana Elga Andersen, cuando se terminó de grabar la película. Una película de culto, sin duda para muchos, que se hizo legendaria porque usaba autos reales de competición en uno de los circuitos más famosos del orbe, Le Mans.

Steve McQueen interpreta al piloto Michael Delaney, que compite con Porsche en la famosa carrera. Al comienzo de la película, McQueen está descubriendo la ciudad de Le Mans cuando ve a la viuda de su anterior competidor de Ferrari, comprando flores en un mercado. Sin ningún diálogo, esta secuencia expone el tono de la historia: competición, velocidad y riesgo, amor y peligro, Porsche y Elga Andersen.

 

Steve McQueen tuvo un romance con la intérprete Andersen en la película y en la vida real. A ella le dio el coche, un Porsche 911T de color marrón, que fue comprado por la productora al corredor suizo Jo Siffert, el mismo que le vendió también otros modelos 911, un 914 y dos coches de competición, un 908 y un 917. El automóvil que sale a piso de remates lo compró McQueen cuando terminó el rodaje de Le Mans, una de las películas de coches de culto que retrata las 24 horas de la carrera. Aunque pensó en llevarlo a Estados Unidos, decidió regalárselo a Elga, que lo conservó en un estado perfecto hasta que falleció en 1994.

Desde el año 2000, lo ha cuidado un especialista suizo de Porsche. Hoy, tiene algo más de 46,000 km y está en un estado perfecto. El interior es completamente de cuero.

 

El coche sale a la venta el próximo 4 de noviembre y se espera recaudar entre 250,000 y 350,000 euros por él.