Caruso muestra la excelencia de la sastrería clásica italiana