ALBANU, SAVOIR-FAIRE EN LA MUÑECA

En Albanu cada pulsera es una pieza única que se moldea a mano de manera minuciosa por maestros artesanos y donde se emplea un continuo y profundo proceso de calidad. Proveedor oficial de la Casa Real de Mónaco, muchos miembros de la familia Grimaldi las lucen en sus muñecas. El secreto del éxito de Albanu se puede resumir en tres palabras: calidad, minuciosidad y savoir-faire. Para su distribución en España y Portugal han confiado en Christophe Felisa, que ha desarrollado parte de su carrera profesional en el grupo Richemont, y hace un par de años apostó por crear Sparkle Distribution.

¿Cómo nace Albanu y cuál es su filosofía de marca?

En los años 30, René Albanu, joven joyero y gran viajero, recibió de parte de un Maasaï una pulsera de pelo de elefante, símbolo de felicidad y de suerte. Atraído por la belleza del material natural, lo popularizo en Europa, con creaciones originales. El éxito fue inmediato.

90 años más tarde, Albanu sigue trabajando, con este material excepcional, además de haber añadido otros no menos singulares. Albanu cuida mucho no solo el proceso de trabajo de los materiales naturales sino que selecciona a sus proveedores asegurándose un riguroso respeto a la naturaleza.

Las piezas estrella de la firma son pulseras que utilizan materiales provenientes de animales: pelos, cuernos, cuero… En una sociedad cada vez más concienciada sobre la protección, el respeto y la defensa de los animales, ¿cómo se garantiza la proveniencia y el control riguroso de estos materiales?

Un ejemplo muy claro: las adquisiciones de pelo de elefante se realizan bajo las estrictas normas de la Convención de Washington (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres, más conocida como CITES)

La compra de estos materiales contribuye a financiar la protección de la naturaleza y la repoblación de algunas zonas. Hoy con todas las redes sociales y la toma de conciencia mundial sobre estos imperativos ambientales, sería irresponsable para una sociedad conocida y reconocida mundialmente como Albanu exponerse a críticas sobre prácticas poco éticas en este sector.

¿Qué es lo que diferencia este tipo de pulseras de otras del sector?¿Qué las convierte en diferentes?

En este sector existen en el mercado un montón de marcas enfocadas a la mujer. La mayoría de nuestro producto está orientado al hombre. Además de ser una marca nicho sin competencia en el sector por el alto nivel de acabado y por nuestra exclusiva personalización que las convierte en únicas. Por algo somos proveedores oficiales de la Casa Real de Mónaco.

Las pulseras Albanu son distintas porque están realiazadas a mano en Mónaco y eso no cualquier empresa se lo puede permitir.

Tenemos dentro de nuestra oferta de material más de 11 tipos de material como: pelo de elefante, crin de caballo, cable, cuero, asta de toro, pescado, cordón marino, cuero y últimamente piel de canguro… También puedes elegir el ancho de las pulseras, el tipo de trenza o el tipo de cierre.

Entre nuestros clientes se encuentran muchas celebrities, deportistas o ex presidentes como Nicolás Sarkozy. Ellos son nuestros mejores embajadores.

Sus pulseras se hacen por encargo, ¿hay límite para la imaginación? ¿Cuál es el pedido más ‘especial’ que han recibido?

Los propietarios de caballos, por ejemplo, están muy apegados a su animal.

Hemos realizado una pulsera única de oro con diamantes, con la crin de caballo propiedad de una personalidad del mundo de las carreras.

Hemos realizado también hace un par de semanas para el bautizo de los gemelos del príncipe Alberto y Charlène de Mónaco, un caja especial con distintas pulseras, llamadas: The sky is the limit.

¿Dónde se pueden adquirir estas pulseras?

A fecha de hoy se puede comprar en España y Portugal: en Madrid, Barcelona y Valencia en Rabat Joyeros; en Granada en Miguel Joyeros; en Andorra en Cellini. En Portugal en Lisboa en Boutique Dos Relogios Plus… Y en breve se podrán adquirir en más joyerías.

MÁS INFORMACIÓN